EL BAZAR CAMPESTRE: EL ÁRBOL DE JUDAS

Texto por  Antonio Gabriel. Educador y Profesor de Siempre en Medio. Licenciado en CC Ambientales y Técnico Superior en Salud Ambiental.

Esta semana aprovechando que han comenzado las floraciones del Árbol de Judas coincidiendo con las festividades de Semana Santa, queremos hacer un recordatorio sobre este magnífico árbol en nuestra sección del Bazar Campestre.

Esta especie seguramente sea uno de los árboles que más seguidores  tenga debido a su espectacular floración y fácil cultivo.

ÁRBOL DE JUDAS

Origen etimológico de Cercis siliquastrum

Se le conoce con varios nombres, uno de los más conocidos es el árbol de Judas, ya que la leyenda cuenta que Judas atormentado por los remordimientos, se habría colgado de este árbol, de ahí el nombre.  Aunque algunos autores creen que es una traducción errónea de su nombre frances Arbre de Judeé (árbol de Judea) en clara alusión a la región oriental de donde es oriundo este árbol. También se le conoce bajo el nombre del árbol del amor o ciclamor debido a sus hojas en forma de corazón.

En cuanto al nombre científico en latín, el género: CERCIS, proviene de la palabra kerkis que significa “lanzadera de tejedor”, en alusión a la forma de su fruto. El nombre de la especie Siliquastrum, tiene dos acepciones. Algunos autores creen que hace referencia a la forma del fruto: silicua, nombre que reciben los frutos con forma de cápsula alargada (tipo legumbre). La segunda acepción cree que significa algarrobo imperfecto: Silique (algarrobo) astrum (parecido o imperfecto) debido al parentesco con el algarrobo (Ceratonia siliqua).

Usos

Es un árbol muy utilizado para el cultivo en jardinería. Especialmente para la xerojardinería, es decir, jardinería cuyo principal objetivo es el ahorro de agua.  Esta cualidad unida a su bella floración rosada le ha mantenido como uno de los árboles más predilectos para ornamentar paseos, medianas y jardines. Hoy ha salido al mercado una variedad de flores blancas conocida como Cercis siliquastrum alba.

En alimentación se utilizan las flores y sus botones florales en algunas regiones de Turquía y Grecia, donde son muy apreciadas por su sabor acidulado. Se pueden añadir las flores y botones crudos para decorar ensaladas o los botones escabechados en vinagre como alcaparras. Incluso en algunas regiones se han utilizado los grupos florales para formar unos pequeños buñuelos dulces con un leve toque ácido.

Los frutos jóvenes y tiernos (vainas) se han aprovechado del mismo modo e incluso cocidos como verduras.

Distribución

Es un árbol originario del oriente próximo y se ha distribuido en el mediterráneo occidental gracias a su gran belleza y su sencillo cultivo.

Su llegada al mediterráneo tuvo probablemente lugar durante la Edad Media, posiblemente desde las cruzadas, extendiéndose rápidamente por toda Europa, apareciendo en los herbarios durante el siglo XVI y XVII.

Ecología

El árbol de judas es un árbol caducifolio que pierde la hoja en otoño y que gusta de áreas cálidas, como la mediterránea, con altas temperaturas y luminosidad, incluso crece cómodamente en suelos calcáreos, algo que da una clara idea de su capacidad para resistir la sequía y su fácil cultivo en xerojardinería. Algo importante a tener en cuenta es que no tolera el encharcamiento, por lo que debe cultivarse en suelo con buen drenaje. Ni en áreas donde las heladas sean prolongadas o por debajo de los -10 ºC.

Este árbol, al igual que el almendro (Prunus dulcis), es de floración precoz. Sus flores salen antes que las hojas, justo a continuación de las flores del almendro, curiosamente coincidiendo casi siempre con la Semana Santa.

Las flores suelen aparecer en las cicatrices de las hojas del año anterior, pero muchos individuos cubren completamente las ramas e incluso el tronco (floración caulinar) , formando miles de ramilletes en forma de espléndidas mariposas rosadas.

Parientes de este árbol son los conocidos acacia de tres espinas (Gledtisia triacanthos) y el algarrobo (Ceratonia siliqua), de este último el fruto es comestible.

Bibliografía

  • Copulan François. Styner, Eva. “Guía de las plantas silvestres comestibles y venenosas”. Ed. Lynx. Año 2006.
  • Pierre y Délia Vignes. “Herbario de plantas silvestres”. Ed. Larousse. Año 2009.
  • Lopez, Ginés. “Guía de los árboles y arbustos de la Península Ibérica y Baleares”. Ed. Mundi-Prensa. Año 2007.
  • Aas, Gregor. Riedmiller, Andreas. “Gran Guía de la Naturaleza. Árboles”. Ed. Everest, S.A. Ed. 2001

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s