EL BAZAR CAMPESTRE: LA HIGUERA. CAPÍTULO II: El Cabrahigo

Texto y fotos por : Antonio Gabriel. Educador y Formador de Siempre en Medio. Licenciado en CC Ambientales y Técnico Superior en Salud Ambiental.

Hoy continuamos deshojando a la higuera en nuestro segundo capítulo dedicado a la higuera silvestre.

LA  HIGUERA CAPÍTULO II. EL CABRAHIGO

Cuando hablamos de la higuera, hay que diferenciar entre la higuera silvestre y la cultivada. La primera se le conoce como higuera loca o cabrahigo, y deriva del nombre que la daban los romanos: capraficus. La higuera silvestre sobrevive en todo tipo de exposiciones y climas, pero gusta de un clima suave, seco y caluroso, con un suelo levemente húmedo pero bien drenado, por eso es común encontrarla cerca de canales de riego. Como bien resume el refrán: “La higuera, el pie en el agua, y el sol en la cabeza”.

 A pesar de que ha sido muy cultivada en los hogares, es una planta misántropa que suele prosperar aislada. De hecho, se encuentra en forma arbustiva en lugares tan inverosímiles como paredones rocosos de barrancos, resquicios de puentes, iglesias… , preferiblemente orientados al norte. No tolera bien la compañía de otras especies, salvo la de sus congéneres y se localiza en altitudes de los 0 a los 1700 m.

Por su porte irregular y su altura, sobre 6-8 metros, es considerado árbol-arbusto, aunque su copa es muy amplia en relación a su altura y sus ramas largas prácticamente horizontales, que muchas veces son incapaces de soportar su propio peso. Son muy características las visibles y gruesas cicatrices estipulares que circundan toda la rama (en la morera la cicatriz se forma en una sola cara de la rama).  Es una planta que rebrota muy fácilmente de cepa y raíz, por lo que se suele recuperar fácilmente de heridas en la corteza, podas o desgajo de rama. Es muy fácil reproducirla por estaca, acodo e incluso injertarla en otro árbol de la misma especie.

 

Especie caducifolia, de grandes hojas de color verde oscuro por el envés y algo más pálido por el haz. Son ásperas al tacto, con un gran  pecíolo, y están distribuidas alternamente en las ramillas y  con el limbo palmeado, aunque en ocasiones no es muy pronunciado[1].

Aparentemente no tiene flores, pero en realidad, produce diminutas flores unisexuales femeninas o masculinas y en gran cantidad, que están encerradas en el interior de un receptáculo carnoso.  A esta reunión de flores colectivas encerradas en el receptáculo, característico de todos los Ficus, se le conoce como sicono y cuando madura, se vuelve carnoso formando lo que llamamos higo. Este sicono o higo, cuando está inmaduro y se abre con una navaja, presenta una cavidad amplia, que con el tiempo se colmata de flores, tornándose entonces de color rojizo.  Tiene forma de pera  y en la parte superior aparece un pezón o cabillo con un pequeño poro apical u opérculo, conocido como ojo de higo.

Se produce una primera floración en primavera y una segunda en el verano. Las flores del interior del higo, al estar polinizadas, producen diminutos granitos que son las semillas y los verdaderos frutos de la higuera.

 

La avispilla y el higo

La avispilla o himenóptero Blastophaga psenes[2] o Bgrossorum, es fundamental para polinizar el higo. Entra por el ojo del higo, toca las flores masculinas y arrastra el polen hacia las flores femeninas del interior.  La entrada por el ojo de higo es costoso energéticamente, por lo que la avispilla pierde las alas, las antenas  y muere dentro del higo. Pero antes de morir, hace un último esfuerzo para utilizar su ovopositor y depositar sus huevos en los estilos de las flores femeninas, que se caracterizan por ser muy cortos.

Posteriormente, las larvas que nacen se alimentan del ovario de la flor y cuando se convierten en adultas se aparean entre sí con los machos ápteros, que también mueren.  Así que imaginemos por un momento la de proteína animal que se queda dentro de estos sabrosos higos…  Las nuevas hembras ya apareadas salen del higo fecundadas y embadurnadas de polen listas para repetir el proceso. Los frutos fecundados maduran, el sicono cambiará de color, grosor, olor y sabor, y estará listo  para servir de alimento a otra fauna del entorno, que a su vez dispersarán las semillas con sus excrementos. Estas higueras, de estilo corto, donde la avispilla deposita sus huevos, son consideradas las higueras primitivas, origen de todas las higueras cultivadas.[3]

¿Qué es una breva?

Algunos cabrahigos producen en años favorables, como haciendo honor a sus primas tropicales, una segunda o tercera generación de inflorescencias, que quedan en el árbol durante el invierno y maduran en primavera. Dentro de éstos, es donde la avispilla polinizadora pasa el frío invierno. Estos higos tardíos, son las conocidas brevas, que estacionalmente aparecen antes que los higos pero que en realidad empezaron a crecer a finales del verano del año anterior. De ahí que la venta de estas infrutescencias se haga al grito de. ¡Al higo, al higo, que la breva ya se ha ido! Normalmente se cosechan por San Juan o San Pedro durante el mes de Junio, cómo bien recuerda el refrán:

Verdes o maduras, por San Juan, brevas seguras

Entre el higo y la breva, la segunda es la primera

De higos a brevas, largas las llevas

Podemos diferenciarlas no sólo por la época en que se producen, sino también por la parte del árbol en la que crecen. Mientras que los higos se desarrollan en las axilas de las hojas sobre el brote o rama del año, las brevas se desarrollan sobre las ramas del año anterior, es decir, sobre la rama de madera gris, donde pasan el invierno como pequeños botones, situándose de 2 a 7 por rama.

El mito de que las brevas son moradas y los higos verdes es falso. Tanto los higos como las brevas pueden presentar diferentes formas, tamaños y colores: amarillo, verde, negro, morado, marrón, rojizo según las variedades.

Por lo general, las brevas tienen un valor comercial mucho mayor, tanto por la fecha de maduración, como por su mayor tamaño (muy superior al de los  higos), su aspecto más atractivo o su mayor aroma y jugosidad. Eso sí, son menos dulces que los higos.

Dentro de los dichos populares la breva tiene citas que nos ayudan a conocer mejor las brevas y sus características:

 Más blando que una breva

 Se le dice a una persona, que como la breva, ha pasado de ser duro o tenaz, a ser blando o dar la razón delante de los que le han persuadido.

 No caerá esa breva

 El agricultor debe cosechar todas las brevas que dejarán lugar a una siguiente cosecha de higos. Por eso se utiliza esta expresión para manifestar la falta de esperanza de alcanzar algo.

NO TE PIERDAS LA PRÓXIMA SEMANA  EL ÚLTIMO CAPÍTULO SOBRE EL CULTIVO DE LA HIGUERA

[1] Algunos agricultores son capaces de diferenciar las variedades de higuera según la escotadura del lóbulo y el tamaño de la hoja.

[2] La especie de himenóptero Blastophaga psenes, al igual que su planta hospedadora, la higuera, es la única especie de su linaje que vive en regiones templadas. Tengamos en cuenta que es una simbiosis que lleva coevolucionando unos 60 millones de años.

[3] Las higueras de este grupo son utilizadas fundamentalmente como polinizadoras de las higueras domésticas,  pues, en general, sus frutos no son comestibles, excepto la de los cultivares Croisic y Cordelia.

Bibliografía

  • Rodríguez Villén, Antonio. “Senderos entre los árboles”. Ediciones Alymar. 2002

  • Pierre y Délia Vignes. “Herbario de plantas silvestres”. Ed. Larousse. Año 2009.

  • Lopez, Ginés. “Guía de los árboles y arbustos de la Península Ibérica y Baleares”. Ed. Mundi-Prensa. Año 2007.

  • Aas, Gregor. Riedmiller, Andreas. “Gran Guía de la Naturaleza. Árboles”. Ed. Everest, S.A. Ed. 2001

  • Rivera Núñez, Diego y Obón de Castro, Concepción. “La guía de INCAFO de las plantas útiles y venenosas de la Península Ibérica y Baleares (excluidas medicinales”. 1991, INCAFO.

  • Real Jardín Botánico y CSIC. “Claves de Flora Ibérica. Vol. I”. Madrid 2001. CSIC

Anuncios

Una respuesta a “EL BAZAR CAMPESTRE: LA HIGUERA. CAPÍTULO II: El Cabrahigo

  1. Pingback: EL BAZAR CAMPESTRE: LA HIGUERA. CAPÍTULO III. LA HIGUERA DOMÉSTICA | ASOCIACION SIEMPRE EN MEDIO·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s