COMO ORIENTARSE CON LOS ASTROS

Texto de Antonio Gabriel. Educador y Formador de Siempre en Medio. Licenciado en CC Ambientales y Técnico Superior en Salud Ambiental.

CÓMO ORIENTARSE CON LOS ASTROS

Los primeros humanos viajaron y colonizaron el planeta sin más ayuda que la observación de los fenómenos de la naturaleza, como la dinámica del viento, los movimientos del astro sol, la luna y las estrellas. Eran nómadas y no requerían ninguna referencia para volver a algún  lugar, simplemente vivían sobre el terreno, siguiendo a las migraciones o buscando yacimientos.

Hoy en día, siempre tenemos que tomar un camino de vuelta, por lo que para orientarnos utilizamos el mapa, la brújula y últimamente el GPS. Cuando se prepara una salida a la montaña, es importante haber estudiado el mapa para tener en cuenta la alineación de la montaña, conocer las pistas forestales o incluso la dirección de los ríos.

¿Pero que ocurre cuando no tenemos el mapa, el GPS o la brújula?.  Nosotros también podemos aprender a orientarnos mirando al sol, que en su cenit nos indicará el sur, y a la estrella polar, que por la noche nos guiará hacia el norte. Veamos algunos métodos:

Método del palo y la sombra

Se clava un palo en el suelo lo más perpendicular posible y de frente al sol y se marca con un palo la sombra que proyecte en el suelo. Al cabo de un tiempo, la sombra se habra desplazado y podremos marcar  la nueva sombra. A continuación, y siempre de frente al palo, unimos con una recta la punta de la primera sombra con la segunda, y obtendremos la dirección este-oeste (el este siempre queda a nuestra izquierda). Entonces si trazamos la perpendicular a esa línea, obtendremos la dirección norte-sur, quedando el sur en dirección al Sol.

Debemos tener en cuenta que no es un método preciso, ya que el sol sale por el este y se pone por el oeste con exactitud durante los equinoccios (20 de marzo y 23 de septiembre).  Cuanto más alejados estemos de estas fechas, más imprecisiones tendrá nuestro método. Además, debe realizarse la primera marcación antes del mediodía solar, es decir, antes de que el sol llegue a su punto más alto, para evitar errores.

Los astros durante la noche

Si tenemos luna llena  las estrellas resultan poco visibles, por lo que se recomienda utilizar de nuevo el método del palo y las sombras de la misma manera que por el día, pero utilizando el resplandor de la luna. En cambio, Cuando la luna se encuentra en fase creciente (forma D) o menguante (forma C), las estrellas sí pueden servirnos como referencia, sobre todo la estrella polar.

La estrella polar, no demasiado luminosa, pertenece a la constelación de la Osa Menor y tiene la peculiaridad de coincidir con el norte geográfico con un error máximo de un grado, por lo que seguramente ha sido utilizada para orientarse desde los albores de la humanidad. Sin embargo, al ser una estrella de mediana magnitud, necesitaremos la ayuda de otras constelaciones más visibles para localizarla, como la Osa Mayor y Casiopea. Estas dos constelaciones giran enfrentadas alrededor de la polar (de ahí que también se llamen constelaciones circumpolares), siempre en sentido contrario a las agujas del reloj. Esto es importante porque aunque el horizonte del terreno nos oculte una de ellas, la otra será visible.

La luna también puede ayudarnos a orientarnos, pero con menor precisión. En sus distintas fases podemos verla moverse entre distintos puntos cardinales. Cuando esta en fase creciente (forma D) las puntas miran hacia el Este y cuando este menguante (forma de C) las puntas miran hacia el Oeste.

 

Otro truquillo para la luna es la regla nemotécnica SOEOES:

  • SO Creciente: de 18 a 24 h va desde el Sur hacia el Oeste.

  • EO Llena: de 18 a 6 h va de Sur a Oeste.

  • ES Menguante: de 24 a 06 de Este a Sur.

Indicadores en el terreno

Cuando encontrarnos cielos poco despejados, otros indicadores pueden ayudarnos a determinar los puntos cardinales:

  • Musgo: más verde y fresco en troncos y rocas expuestos al norte. Pero siempre se deben comparar varios árboles para obtener una conclusión clara.

  • Distribución de la vegetación: las laderas orientadas al norte se cubren de un cobertura vegetal mucho mayor que las que están al sur, que son más soleadas. Muchas veces encontraremos laderas orientadas al sur que albergan especies más esclerófilas como la encina, sabina o enebro.

  • Tocones: siempre y cuando estén aislados, presentan capas más separadas, indicando mayor crecimiento en el lado Sur.

  • Neveros: la nieve se mantiene mucha más tiempo en laderas orientadas al norte que son de umbría.

  • Fauna: los grandes y visibles bandos de aves como grullas y ansares migran en dirección sur en otoño y norte en primavera.

  • Vientos: en la Península Ibérica, los vientos tienen siempre componente oeste en otoño y primavera. Las olas de frío del invierno son de componente Norte. En cada región suele existir un viento dominante, pero hay que fijarse en sus efectos: árboles inclinados, acumulaciones de nieve y arena…

  • Arquitectura: en las iglesias románicas, la línea formada por la puerta y el altar indica la dirección E-O.

Anuncios

Una respuesta a “COMO ORIENTARSE CON LOS ASTROS

  1. Pingback: Siempre en Medio en la Semana de la Ciencia de Madrid 2016 | ASOCIACION SIEMPRE EN MEDIO·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s