HIERBAS DE CIUDAD: JARDÍN VERTICAL DE CARACOLES, OMBLIGOS Y CÍMBALOS

Cada vez más, las grandes metrópolis como Madrid, apuestan por aumentar el número de zonas verdes en la ciudad. Incluso buscan nuevas superficies para plantar y reverdecer como son paredes y muros de edificios. Quizá el ejemplo más famoso de este tipo de jardines sea el de Caixaforum, aunque existen mucho más, la mayoría convierten muros y paredes de edificios, en espacios sorprendentes, artísticos, pero que la mayoría de las veces requieren de costosas instalaciones que van desde sofisticadas estructuras a sistemas de riegos complejos o sustratos específicos.

Fuera de estas instalaciones, merece la pena pararse a pensar observar algunos rincones de nuestro barrio donde crecen de forma espontánea algunas plantas que podríamos llamar conquistadoras de paredes. Y lo que es muy importante, crecen sin ningún tipo de ayuda, riego o sustrato. Estas plantas escaladoras de muros se las conoc con los nombres de Parietaria (Parietaria judaica), Ombligo de Venus (Umbilicus rupestris) y Cymbalaria (Cymbalaria muralis). Su instalación y crecimiento es muy sencillo, incluso podemos ver un claro ejemplo en el jardín Botánico de Madrid. Para verlo hay que pararse justo antes de subir las escaleras que van a parar a la exposición de bonsáis. Al girarnos podremos ver una sencilla tapia que van cubriendo poco a poco varias plantas de ombligos y cymbalarias.

Pero, estas plantas de pared ¿cómo son? ¿podemos hacer esquejes?¿es posible plantarlas en jardines, terrazas, macetas…? Lo primero, antes de nada, buscarlas, dar con ellas. Bajar el ritmo frenético del día a día y dedicar tiempo a mirar rincones y paredes del barrio. Están ahí, pasando desapercibidas para la mayoría de nosotros, pero esperando a que las dediquemos esos minutos tan necesarios. Vamos a conocerlas, tocarlas y recordar sus nombres. Devolerles su protagonismo aprendiendo sus usos terapéuticos o prestandolas nuestra atención.

Antes de seguir PRECAUCIÓN:

Evitar coger plantas si no se está seguro de su identificación

No arrasar, hay que recolectar poco y siempre que las plantas sean abundantes

No cosechar partes de plantas para consumo si están a ras de suelo o creciendo en áreas muy contaminadas

Parietaria (Parietaria judaica)

El nombre de Parietaria procede del latín Paries que significa pared o muro. En Madrid es muy común encontrarla en rincones y muros de paredes viejas y con poca luz. Aunque Parietaria es el nombre más conocido, en otras regiones también se la conoce como pelosilla, albahaquilla de muro o hierba caracolera. Este último nombre hace referencia a su gusto por crecer en ambientes umbríos y húmedos, por lo que entre sus tallos y hojas suelen aparecer bastantes caracoles . El nombre de la especie: judaica hace referencia a que proviene de Judea, región montañosa donde parece ser que Carlos Linneo clasificó la planta en su libro Flora Palaestina. Es una planta introducida y naturalizada en la Península Ibérica.

Para reconocerla tenemos que tener en cuenta que es una planta perenne, por lo que puede encontrarse todo el año. Pertenece a la familia de las ortigas, de hecho a primera vista muchas personas suelen equivocarse. Presenta bastantes pelos (densamente pubescente) en prácticamente toda la planta, de ahí el otro nombre Pelosilla; pero al contrario que su prima la Ortiga (Urtica urens) no son pelos urticantes.

Se ha utilizado como planta diurética en infusión (20 g de hojas secas por litro de agua). Tambien como alimento, ya que se considera una verdura común dentro de áreas rurales, de nuevo igual que las ortigas, por eso en algunas zonas se la conoce como albahaquilla (importante no confundirla con la albahaca que se cultiva en huertos). Los niños se pegaban las hojas a la ropa como si fueran un velcro, jugando a crear formas y dibujos con ellas.

Por último, es muy importante recalcar que es una planta que genera un polen muy alergógeno, de importancia parecida al polen de gramíneas y olivo. Y suele estar presente incluso hasta mediados de verano, aunque su mayor concetración se da durante la primavera

Ombligo de venus u oreja de monte (Umbilicus rupicola)

En la ciudad es fácil encontrarla en la parte alta de muros. Cerca del suelo es difícil encontrarla porque no es muy resistente al pisoteo. El nombre del género Umbilicus significa ombligo, si nos fijamos bien sus hojas tienen forma umbiculada y recuerdan a un ombligo justo en la depresión central de la hoja. Rupestris hace alusión a rupestre: perteneciente o relativo a las rocas, como describe muy bien la idea de pintura rupestre: pintura dibujada en la roca.

Es un planta vivaz que desaparece parte del año, como ya hemos dicho es fácil de reconocer por sus hojas carnosas y redondas que simulan un ombligo. Sus flores son en forma de tubo y crecen todas a lo largo del tallo floral. Las flores puede presentar a lo largo del ciclo de la planta colores verdes, blancos y rosados.

Planta muy utilizada como cicatrizante de pequeñas heridas. Se aplica en la herida tras retirar la epidermis de la hoja cuidadosamente. En otras regiones se aplicaba directamente sin quitar la epidermis o se realizaba un cataplasma con sus hojas. También se ha consumido como alimento, y es que sus hojas son excelentes crudas en ensalada, ya que son carnosas, tiernas y de sabor agradable. En algunas regiones se ha utilizado la hoja como un silbato, parece ser que introduciéndola en la boca en una determinada posición se consigue un silbido de gran alcance. También han usado las hojas los más pequeños para jugar a escribir nombres o dibujos ayudados por finas ramas. O como platitos dentro los juegos simbólicos de los niños.

Muy interesante para poner en muros y cubrir rincones con sombra en jardines. No olvidemos que podemos verla fácilmente entre los muros de piedra de zonas rurales, y en el centro de Madrid, en paredes viejas de ladrillo, rejas de ventilación, rincones, tejados…

Cymbalaria (Cymbalaria muralis)

Al igual que sus otras dos compañeras le gustan especialmente muros poco soleados. Aunque también la podemos encontrar entre rejillas de ventilación y grietas cerca de canalones. Si crece desde una gran altura puede incluso formar espectaculares cortinas de más de 2 metros. Se la conoce también como Palomilla de muro, Hierba de campanario o Juntapulpa. Según algunos autores el nombre hace referencia a la forma de la hoja, la cualrecuerda a un címbalo. Un instrumento musical con forma de pequeños platillos, muy utilizado por griegos y romanos en ceremonias religiosas a modo de campanilla, y que era conocido como cymbalum. En realidad el género debe su nombre a otras especies de cymbalarias, cuyas hojas son totalmente redondas.

Fácil de identificar por su pequeño tamaño, sus hojas tienen 5 lóbulos y una textura levemente carnosa. Las flores son muy pequeñas pero muy vistosas. Con dos lobulos violetas levemente rayados en la parte superior y tres lóbulos inferiores más blanquecinos.

Se ha utilizado como planta antiescorbútica, tónica y diurética tras la infusión de sus flores secas. Es una planta muy resistente y fácil de cuidar por lo que es una gran opción para decorar terrazas, patios, balcones y ventanas en zonas de sombra.

No podemos finalizar este homenaje a estas tres originales vecinas, sin dejar llevarnos por la imaginación, quizá estas vecinas de pared lleven con nosotros desde siempre. Puede que desde la construcción del primer muro de adobe o desde la primera muralla de aquel joven Madrid medieval. Creciendo de muro en muro, de pared en pared o mudándose de tejado en tejado… ocultas para todos nosotros , pero conquistando las paredes de nuestros barrios hasta el día de hoy. Quizá, algún día, conquistarán también nuestra atención.

BIBLIOGRAFÍA

Descripción de algunas especies y origen etimológico de nombres científicos FLORA IBÉRICA

-Fotografías e imágenes obtenidas del programa ANTHOS. Muy útil para apoyar la identificación de las plantas a través de imágenes que fotografían los detalles interesantes para su identificación.

Usos tradicionales:

Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales Relativos a la Biodiversidad

-“Alimentos Silvestres de Madrid”. VVAA Javier Tardío, Higinio Pascual y Ramón Morales.

-“Guía de las plantas silvestres comestibles y tóxicas”. Francois Couplan y Eva Styner.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .